FAQ

Encuentra las respuestas a las preguntas más comunes

Aquí están algunas de las preguntas más frecuentes que nos hacen nuestros clientes

Claves del viaje Travelkids a Laponia

Encuentra respuesta a las preguntas más habituales que nos hacen las familias que quieren viajar a Laponia y descubre por qué Travelkids es una garantía de éxito y satisfacción para todas las familias que han viajado con nostros.

¿Es un viaje recomendado para familias?

Sin duda. Laponia es un destino único y exótico perfecto para viajar en familia ya que además de las actividades tan especiales que podemos hacer en la nieve, es un destino extremadamente seguro y en el que habita uno de los personajes más queridos por los niños, Papá Noel.

 

Para Travelkids, un viaje en familia es un viaje adaptado al niño que es el que como en todos nuestros viajes marca el qué, el cómo y el cuándo debemos hacer las distintas actividades y que localizaciones y distribución de tiempos debemos utilizar.

Un viaje desde la óptica del niño es un éxito para toda la familia, no hacerlo y pretender que un niño siga el ritmo de un adulto todo el día, a nuestro entender es un error.

Un niño puede hacer de un viaje un recuerdo único para toda la familia, pero a veces sólo entienden  2 conceptos: Me gusta / No me gusta y Me aburro / No me aburro. En Travelkids tenemos muy claro que para que le guste y no se aburra el viaje debe estar hecho a su medida, al contrario de algunas propuestas similares, en los que “se aceptan a familias” pero su programación es la misma que se ofrecería a un adulto sin niños.

Sabemos que a las familias les gusta viajar con sus hijos… Pero a sus hijos les gusta viajar con más niños y por eso en Travelkids sólo viajamos en grupo con otras familias y pensamos en el viaje desde la óptica de las familias, no en vano casi la mitad de nuestros viajeros tienen menos de 12 años.

Por eso siempre hemos defendido que el nuestro, es el mejor viaje a Laponia parafamilias y por ello el programa “Callejeros Viajeros” nos seleccionó para elaborar su programa resumen “Navidades en Laponia” que cada año emiten por televisión.

Travelkids es exactamente esa experiencia que se enseña en el programa y en la que tan bien se lo pasan los niños como una abuela de 70 años.

¿Cuándo se puede ir a Laponia?

Es un destino ideal para realizar en familia cuando hay nieve, por lo tanto desde principios de diciembre a principios de abril.

 

La temporada más alta es en diciembre ya que es la época en que Papá Noelrecibe más visitantes y en la que sólo podemos plantear el viaje organizado en grupo, del cual planificamos varias salidas cada año.

Enero, febrero y marzo son meses más tranquilos y con mucha nieve, siendo marzo un mes fantástico para viajar en familia puestoque las temperaturas no son tan severas como en pleno invierno y hay más horas de luz.

¿Cuánta gente va a Laponia?

Durante el puente de diciembre viajamos, sólo con Travelkids, un grupo de unas 300 personas, más de la mitad de ellos niños.

 

Ello comporta una dedicación y organización detallada por parte de nuestra empresa para evitar que algo salga fuera de nuestro control y planificación y por ello desplazamos un volumen de personal propio importante que garantice que cualquier aspecto del viaje está bien gestionado y supervisado, además de contar con personal adicional -guías y staff local- de habla castellana.

En destino, sin embargo, formamos grupos reducidos y mantenemos ratios de animadores/niños para que en la medida de lo posible, nunca haya más de 30 personas (5/6 familias) realizando una misma actividad, con lo que salvo durante nuestro vuelo directo y nuestra gran cena final, jamás tendrán la sensación de masificación o prisa, durante la realización de las actividades o juegos de Travelkids.

¿A partir de qué edades y hasta cuándo pueden ir los niños?

Solemos indicar una edad recomendada para que el viaje sea un éxito, entre los 4 y los 12 años, edades en las que además se divierten y partivipan de todas las actividades plenamente y el trabajo del equipo de animación con los niños se disfruta al máximo.

 

Aún así, somos conscientes de que no es lo mismo un primer hijo que un tercero y por ello, siempre dejamos la última palabra a los padres exponiendo todos los pros y contras para que cada familia decida.

Con edades superiores, juniors, etc… no hay problema y adaptamos las actividades a sus ritmos, aunque recomendamos que siempre viaje un familiar menor de 12 años, ya que entonces los mayores se convierten en nuestrosmejores aliados y en el de nuestros animadores.

En los grupos de Travelkids sólo viajan y realizan las actividades familias con niños.

¿Qué son los animadores Travelkids?

Son personas que se dedican profesionalmente al campo de la animación con amplia experiencia en la animación infantil. La mayoría de ellos llevan años colaborando con Travelkids y forman parte de nuestra gran familia.

 

Se ocuparán de que el grupo de pequeños viajeros se diviertan y disfruten de cada experiencia que nos ofrezca el país que visitamos.

Desde el encuentro en el aeropuerto hasta la despedida, el animador Travelkids organizará actividades y juegos vinculados con el destino especialmente pensados para los niños; teniendo en cuenta sus edades.  Se preocupará por integrar a todos los niños y lograr la complicidad y el  interés común por la nueva aventura fomentando la participación de los padres.
El animador Travelkids piensa en el viaje desde la visión del niño, sin ocuparse de temas operativos, función que desarrollan los guías.
Un animador Travelkids es diversión, complicidad y magia para los niños.

¿Y si queremos salir por la noche a tomar algo?

Las opciones para ir a tomar algo existen, informamos de ellas para que los padres se organicen y son hasta cierto punto variadas en Saariselkä, pero en un viaje en familia la idea es que los mayores disfruten del viaje en familia junto con los pequeños…

Los niños tras la cena terminan agotados y la mayoría de papás y mamás también, nuestro programa es muy completo.

La responsabilidad del cuidado de los pequeños es de los padres y por ello, tras la cena, Travelkids no dispone de servicio de “canguro”. Los animadores necesitan tiempo para planificar cada jornada y para recuperar energías, no en vano de 8h a 20h están animando a los niños cada día.

Entre las propias familias se crean vínculos y amistades por afinidades, por lo que siempre se acaban por formar grupos en los que una mamá o un papá se hacen cargo de los niños para que los demás puedan salir.

La garantía o tranquilidad que nos da una madre o un padre al cuidado de los “nuevos amigos” siempre es mayor que la de un extraño.

¿Si tengo vuelos a Rovaniemi puedo pediros servicios?

Fuera del mes de diciembre, no hay problema.

Durante este mes punta si que lo es ya que centramos nuestra operativa en Saariselkä y por ello, volamos a Ivalo, el aeropuerto más al norte de Finlandia.

Desde Rovaniemi llegar a otros puntos se hace complicado por el estado de las carreteras y las distancias pueden superar en muchos casos tiempos recomendables para viajar con niños.

Desde el aeropuerto de Rovaniemi a Saariselkä se tardan 3 horas, a Ruka, Kuusamo, Iso-Syöte o Salla unas 2 horas y 30 minutos. Luosto es la que queda más cerca de 1 hora 30 minutos.

¿Por qué vais a Saariselkä?

Desde hace 9 años decidimos apostar por Saariselkä, una pequeña localidad a unos 300km al norte de Rovaniemi y que conocemos como la palma de nuestra mano.

 

Más tranquila, pequeña y confortable nos garantiza la presencia de nieve en diciembre y un volumen de masificación de la zona menor, lo que transmite mayor tranquilidad y autenticidad a nuestro viaje ya que se encuentra en un sitio único bordeada por los 2 mayores parques naturales de Finlandia y Laponia.

Desde hace años, Rovaniemi sufre a veces una llegada tardía del invierno y eso hace que no se pueda garantizar que las actividades se puedan realizar desde “la puerta del hotel” y se tengan que añadir traslados en bus, para cada una.

Puntualmente hemos utilizado en el pasado otras localizaciones en Laponia o zonas cercanas como puntos de apoyo a nuestras operativas, pero la incomodidad de los traslados nos ha hecho siempre tomar como referencia Saariselkä.

En Saariselkä, por su latitud, el problema de la falta de frío y nieve no ocurre.
Por ello,la distancia más larga andando que hacemos hasta una actividad desde el hotel, son 100m. Si una distancia ha de ser mayor ponemos el bus en la puerta de los hoteles para que las familias y en especial los niños no lo pasen mal con el frío.

La práctica ausencia de tráfico rodado hace que todo se vea totalmente blanco y no se vea “sucio” como ocurre en ciudades donde el tráfico rodado transforma la nieve.

Por último y no menos importante, Saariselkä pese a estar en medio de la naturaleza, tiene fácil y rápida conexión con centros urbanos en los que en caso de necesidad recurrir si alguien necesita asistencia médica de cualquier tipo.

¿No vais al Santa Claus Village?

Definitivamente no en diciembre en nuestras operativas en grupo.

 

Precisamente por ser época punta, la cantidad de turismo que recibe, con largas colas en el exterior y la presencia de otro resort “no oficial” justo al lado han hecho que el Santa Claus Village se haya convertido en un centro demasiado turístico en determinadas épocas del año. ¡Es posible hasta encontrar varios Papá Noel, trabajando a la vez! ¿Cuál es el auténtico?

Desde sus inicios, Travelkids ha apostado por un encuentro más personal, íntimo y privado con Papá Noel familiapor familia y por ello organizamos nuestro cuento y nuestro hogar secreto en el que nos encontramos con él, para que al conocerlo en persona, Papá Noel sepa incluso hasta el nombre de los niños que recibe. ¿Os imagináis la cara de los niños cuando Papá Noel, sabe si van bien en mates, inglés,… o si son de un determinado equipo de fútbol?

Además, Papá Noel tiene cuidado de que todos los niños que lo encuentran con Travelkids tengan unrecuerdo en forma de regalo que el propio Papá Noel (y sólo él)elige para cada niño o niña en función de su edad, etc… etc…

Más allá de eso, la distancia de Saariselkä u otras localizaciones que hemos utilizado y utilizan otros operadores con el Santa Claus Village han hecho que en Travelkids consideremos que invertir en un viaje de no muchos días, muchas horas de autobús (algunas localizaciones están a más de 2 horas por trayecto) pueden ajustar más el precio… Pero no aportan la calidad, ni la magia, ni la autenticidad que las familias y sobretodo los niños, esperan y necesitan en este viaje.

No olvidemos que los protagonistas de un viaje a Laponia en familia deben ser siempre los niños.

Con el tiempo, cada vez son más las agencias y operadores que se alejan del Santa Claus Village y de Rovaniemi en busca de experiencias similares a lo que llevamos organizando desde hace años y que año tras año mejoramos.

Aún somos los únicos, aunque pueda parecer lo contrario, que realizamos el encuentro de una manera tan auténtica y exclusiva y siempredurante la realización de nuestras actividades exclusivas Travelkids.

Porque no es lo mismo ver a Papá Noel y a sus elfos por sorpresa en medio del bosque, llegando en moto de nieve… Que ir en bus a un sitio más comercial o visitarlo en grupo en plan “turístico”, a la hora de comparar dos opciones de viaje, hay que tener muy en cuenta como se visita a Papá Noel ya que para los niños y las familias éste debe ser el momento más especial de todo el viaje y el que debe justificar casi el 90% del viaje.

¿Es mejor alojarse en un hotel o en cabañas?

Aunque la cabaña tiene su parte romántica e idílica, la realidad es que suelen formar parte de complejos turísticos alejados luego de núcleos comerciales o habitados y su tamaño suele ser bastante justo.

 

Más allá de la cabaña, poco hay alrededor y los niños tienden a aburrirse rápidamente con lo que no paran de entrar y salir, equiparse y des-equiparse con los monos térmicos y las botas, y fregar y secar el suelo de parquet cada vez que entramos y salimos de las cabañas de madera, son una tónica constante en este tipo de alojamientos.

En diciembre, en plena temporada punta, muchos alojamientos incluyen el régimen alimenticio en su restaurante, con lo que pierde sentido que la cabaña sea “independiente” y cada vez que vayamos a desayunar o cenar, deberemos andar por la nieve una distancia a veces corta, pero otras no tanto y eso a temperaturas muy negativas es incómodo. (En los últimos años hemos llegado a menos de 25 bajo cero).

En Travelkids, apostamos para nuestros grupos de familias por el alojamiento en hotel, pero en hoteles y habitaciones muy concretas.

Aquéllas que disponen de cómo poco las mismas facilidades y encanto que las cabañas y algunas comodidades extras, como por ejemplo el poder bajar a cenar o desayunar en ropa de estar por casa y sólo utilizar el equipamiento térmico cuando realmente lo necesitemos, o incluso la limpieza diaria de las habitaciones, algo que puede sonar raro pero que no es habitual en Finlandia como tampoco está incluida (salvo la final) en los apartamentos y cabañas.

Todas las habitaciones que utilizamos son amplias y familiares, con baños modernos y bañera siempre que sea posible, sauna privada en cada habitación… Las cabañas muchas veces no tienen ni ducha y es la propia pendiente del baño que hace de “desagüe”.

Además, en nuestros viajes organizados de diciembre a Laponia, nuestro equipo de animación y staff se encarga de reservar salas interiores para poder hacer actividades siempre que los niños están más cansados y siempre que la temperatura exterior sea desaconsejable para los más pequeños.

Ni que decir, que poder ir a desayunar o a jugar en ropa cómoda y sin salir del propio recinto es algo que los niños y los padres agradecen mucho ya que poner y quitar la ropa de abrigo con niños suele ser algo caótico ya que los niños sólo piensan en salir y los papás y mamás en abrigarles.

Si la temperatura es soportable, nuestro programa de actividades se realiza en el exterior y mantenemos las salas interiores a disposición de aquellos niños que se cansen antes, tengan frío o simplemente no quieran jugar en la nieve en un momento puntual.

¿Tanto frío hace en Laponia?

Suele decirse coloquialmente que a partir de -5 ya no se nota el frío, pero se nota y mucho y a partir de -15 más aún y con disponer del equipo que facilitamos en destino durante toda la estancia y las recomendaciones de ropa para adultos y niños que damos.

 

Por si acaso, siempre tenemos un plan B ya que los niños a partir de esos -15ºC son prioritarios para nosotros y pueden empezar a sentirse incómodos.

Por ello además, toma importancia nuestro equipo de staff y animación y no tener mucho “tiempo libre” no organizado en un viaje a Laponia ya que jugar en el exterior con la nieve se puedevolver incluso un problema.

Aún así, 9 años en el mismo destino nos permiten la flexibilidad necesaria para cambiar la operativa en destino para que nadie se tenga que preocupar de ello además de llevar siempre encimakits contra el frío (mantas polares, guantes, parches para manos y pie… ).

Al utilizar actividades hechas a nuestra medida y recintos en exclusiva y en privado  para Travelkids, con varios “puntos calientes”, podemos disponer de ellos como consideremos y como sea más cómodo para las familias según requieran en cada momento.

En 2012 y 2013 años hemos llegado alguno de los días del puente de diciembre a temperaturas de -25ºC o inferiores, cosa que provocó que algún operador haya sufrido problemas con la operativa de regreso de sus vuelos.

Cuando hacemos una actividad como el trineo de huskies o la moto de nieve la sensación de frío puede incrementear en 20 º respecto a la temperatura exterior por lo que hay que tener muy presente al niño y su resistencia al frío en este tipo de situaciones y no forzarles a hacer lo mismo que un adulto estaría capacitado a soportar.

En Travelkids, tenemos esto tan presente que la distancia desde el hotel o “un punto caliente” hasta el inicio de una actividad, procuramos que sea la mínima posible, como se aprecia en la imagen.

Distancias entre actividades, Travelkids Laponia 2014

¿Entregais ropa térmica durante el viaje?

¡Claro!

Además de entregar a todos los padres y niños junto con la documentación gorros, cubre cuellos y mantas polares para cada niño, desde la llegada hasta la salida (no hay que devolverlo cada vez), incluimos uncompleto equipamiento térmico y facilitamos todas las recomendaciones oportunas para no pasar nada de frío tanto si hacemos un actividad, como si salimos a pasear o a jugar a la nieve.

Una de las mayores ventajas de alojarse en los hoteles de Travelkids, es que éste equipamiento lo entregamos en el propio hotel y lo devolvemos allí mismo, por lo que no hay ni que ir a buscar andando nada a ninguna tienda… Además, de esta manera los papás y mamás podéis tener a mano el cambiar o coger alguna cosa más en caso de lo que lo necesitéis, sin agobios y a cualquier hora.

Mientras os equipáis, los animadores de Travelkids se encargan de entretener a los niños para que no os agobiéis en ningún momento con el mono, las manoplas, las botas,… O preocuparos por si se dejan algo o lo pierden.

Si está todo tan organizado... ¿Tendremos tiempo para jugar en la nievo en familia?

¡Por supuesto! Tanto de manera organizada como por libre, habrá momentos para que podamos jugar todos en la nieve.

Construir un muñeco de nieve, hacer una guerra de bolas de nieve o acercarnos hasta la pista de trineos de Saariselkä, la más larga de Finlandia.

Para ello, los hoteles en los que nos alojamos disponen de trineos de uso gratuito para que los clientes se lo puedan pasar en grande.

¿Todas las actividades están incluidas?

Todas las que se pueden realizar y son aptas para toda la familia lo están.

Además, no aceptamos que 2 niños que viajen con Travelkids realicen actividades distintas según el presupuesto de cada familia ya que la magia del grupo la sustenta la felicidad del niño y su cohesión con el equipo de animación y la experiencia del viaje. Por lo tanto los niños en Travelkids, son siempre iguales.

En Travelkids hacemos nuestras actividades en privado para nuestras familias, a medida y adaptadas a la duración, intensidad y necesidades de los más pequeños del grupo.

Además nuestro equipo es un perfecto conocedor del destino y sus particularidades y os sabrán orientar en todo momento sobre si en una actividad y según las edades de los niños vais a poder hacer la actividad todos juntos o no y siempre es algo a tener en cuenta y en el que preferimos ser extremadamente sinceros.

Por ello no incluimos nunca excursiones o actividades en nuestros programas pensadas para el público adulto, aunque los operadores locales que las gestionan acepten la presencia de niños en ellas y a unos precios a veces más económicos que los que nuestra exclusividad requiere.

2 horas en moto de nieve, 2 horas de trineo de husky o pescar en el hielo, son actividades que un adulto disfruta mucho… Pero en las que los niños no realizan ninguna actividad física y sufren más la falta de resistencia al frío, pudiendo generar incluso dolor por el frío soportado, lo que a nuestro parecer no lo hace viable ni recomendable para comercializarlo bajo nuestra marca.

Por ello, al comparar un viaje de Travelkids con otro debemos tener presente que al final, los días están muy bien aprovechados en Laponia y aunque no lo parezca, son “largos” para los peques y terminamos por hacer todas las actividades posibles.

¿Vale la pena esquiar en un viaje a Laponia?

Todas las localidades turísticas a las que se dirigen los operadores son en mayor o menor medida, centros de esquí o próximos a alguno de ellos ya sea de esquí alpino o nórdico.

Luosto, Levi, Salla, Ruka, las cabañas de Rovaniemi o el propio Saariselkä disponen de este tipo de instalaciones.

Saariselkä, es un centro invernal que dispone de ambos si bien el esquí de fondo es el predominante con más de 200km de itinerarios marcados por en medio del bosque de los dos parques nacionales que la bordean, por lo que jamás se va a tener la sensación de que se está en un resort de esquí, como ocurre en otros lados en que los remontes y las pistas están ahí mismo.

Los demás centros invernales, están mucho más desarrollados turísticamente e incluso albergan pruebas de la copa del mundo de esquí alpino, pero han abandonado parte de su encanto Lapón en pro de la edificación y un “look” más alpino.

La autenticidad del paisaje ya no es tanta y por ello consideramos que viajar tantos kilómetros para “ir a una estación de esquí” es algo que a nuestro entender no debe ser el principal motivo de viaje.
En diciembre, sólo se tienen 4 horas de luz al día, que es cuando se realizan la mayor parte de las actividades, por lo que el esquí se hace nocturno, con luz artificial y con unas temperaturas no muy agradables para la práctica del esquí alpino.

Además, hay que tener en cuenta que si bien los centros alquilan todo el material “duro” y nosotros facilitamos el equipo térmico, no se alquilan gafas por lo que esquiar a tan baja temperatura y sin proteger los ojos se hace realmente muy incómodo, con 1 hora de esquí ya tendremos más que suficiente según las condiciones climáticas.

En cualquier caso si en una tarde opcionalmente un adulto quiere ir a esquiar tanto en modalidad alpina como en esquí de fondo, lo organizamos en destino ya que el resort dispone incluso de un ski bus gratuito desde la puerta de los hoteles, hasta la base de los remontes situados a unos 500m.

¿Veremos auroras boreales?

La verdad es que nadie puede garantizar que se vean Auroras Boreales.

 

Este fenómeno es visible en noches especialmente frías y claras y si las condiciones climáticas y su intensidad nos ayudan a ello.

Éstas condiciones se producen generalmente en plena noche o de madrugada, horas en las que normalmente las familias están durmiendo.

Algunas pueden durar varios minutos y ser claramente visibles, otras sólo segundos y parecer más bien una nube blanca y pasar desapercibidas.

Si es cierto, que cuanto más al Norte y menos contaminación lumínica tengamos más probabilidades hay de verlas y en los últimos 3 años, desde el propio centro Saariselkä las familias que han viajado con Travelkids han podido ver éste curioso fenómeno en algún momento.

Aún así, nadie puede garantizar que se puedan ver.

¿Todas las comidas están incluidas?

En nuestros viajes a Laponia se incluyen 2 almuerzos y 2 cenas.

 

La comida servida en los hoteles es bastante básica y repetitiva y ello a veces genera alguna queja. Por ello siempre intentamos ofrecer un programa variando en la medida de lo posible laslocalizaciones y los menús, previamente seleccionados por nosotros y pensando menús especiales para niños pensando en sus gustos.

Cuando por comodidad o por motivos prácticos, cenar en el hotel es lo indicado lo hacemos pero no como norma habitual.

Eso hace que nuestros programas se encarezcan un poco sobre otros programas similares y por ello damos libertad para poder ajustar el presupuesto familiar aprovechando la variedad que ofrece Saariselkä que va desde puestos de hamburguesas, pizzerías a sofisticados restaurantes, cuya descripción, recomendación y reserva tramitamos nosotros mismos.

Además, en todo viaje se hacen grupos de amigos rápidamente por afinidades de los niños, familias que se conocen y viajan juntas… Por ello damos libertad a que se generen esos momentos especiales más privados lejos del volumen del grupo.

¿Ofrecéis alguna alternativa en los menús si mi niño es alérgico a algo que pueda comer en Laponia?

Al gestionar nosotros gran parte de losmenús, los podemos adaptar a las necesidades por cuestiones de salud, incluso en el avión. Cada año lo hemos hecho y no hay problema en ello, sólo hay que avisarnos con suficiente antelación.

¿Por qué Travelkids es más caro que otros?

No es un destino en el que realmente seamos más caros que otros aunque sí puede ser un viaje sensiblemente más costoso por todos los motivos expuestos anteriormente y porque todo lo que hacemos es una garantía total de éxito al viajar con nuestros niños.

 

Adaptar todo un viaje: habitaciones, actividades, comidas, transportes, tiempos, tener un personal de animación profesional y no a monitores o personal propio de nuestra empresa, etc… Para obtener un producto de extremada calidad para los más pequeños de la casa hace que no podamos dejar ni un solo aspecto fuera de control o previsión.

Travelkids es una garantía y no nos podemos permitir que nuestros clientes más delicados, los niños, tengan la más mínima insatisfacción o incomodidad en nuestros viajes.

Por ello no podemos ofrecer excursiones ya programadas de venta a cualquier cliente, como podríamos hacer con adultos sin mayor problema, ni podemos ofrecer los alojamientos más económicos al no reunir las comodidades necesarias para las familias.

Normalmente, se viaja a Laponia en familia 1 sola vez en la vida y ajustar en según que aspectos para ahorrarnos 100 euros por persona no compensa en destino la experiencia y la satisfacción con la que vuelven todos los miembros de la familia.

Al regreso, siempre conseguimos que la experiencia de viaje supere con creces lo que esperaban los papás y mamás al contratar nuestro viaje.

¿Tengo que llevar yo a mis niños en la moto de nieve?

Por normativa legal, todo y que existen trineos individuales (o dobles) para que los padres lleven a sus hijos en moto de nieve, en cuanto a grupos se refiere, es obligado que los niños vayan remolcados por alguien experto.

 

Por ello, todos los niños y menores de 18 años deben ir en un trineo múltiple tirado por los guías, mientras que los padres conducen sus motos. Si algún adulto prefiere ir en el trineo acompañando a los niños, como ocurre cada año, puede hacerlo sin problema, siempre que haya espacio suficiente para los niños.

Estas excursiones tienen una duración y ritmo sensiblemente inferior a una excursión de moto de nieve habitual. Para compensar esto, siempre ofrecemos la opción para los adultos de contratar una o varias excursiones en moto, sin niños, para poder sentir la auténtica adrenalina que genera montar en moto de nieve.

¿Y los niños no van en moto?

No con las grandes

 

Para ellos, disponemos de unas minimotos de 125cc que podrán probar con total seguridad.

Para todos, a partir de los 4 años, montamos unas minimotos a modo de tiovivo, de la manera más segura posible, anclando las motos a un árbol y con la posibilidad de dar gas todo el rato que quieran.

No les podemos dejar que vayan por un circuito abierto ya que para casi todos es la primera vez que tienen contacto con un vehículo a motor.

[]
1 Step 1
Tu nombrepara dirigirnos a tí
¿Un teléfono?
Escríbenos aquí tus dudas o comentarios.más detalles
0 /
Previous
Next

Contacto

Dirección:
Consell de Cent, 334 -336
08009 - Barcelona

Teléfono:
93 496 74 21

Email: info@travelkids.es

Partners

Partners Travelkids